IPS, Octubre 2018

América Latina y el CaribeDemocracia y PolíticaDerechos humanosDestacadosMinorías sexualesÚltimas Noticias

Debate constitucional en Cuba aborda los derechos humanos

Por Ivet González © Reproducir este artículo| |  Imprimir |

Un grupo de residentes en el barrio de Sierra Maestra, en el municipio de Playa, uno de los que conforman La Habana, participa a fines de septiembre en un debate del proyecto de la nueva Constitución de Cuba, dentro de un proceso de consultas populares, iniciado en agosto y que concluirá en noviembre. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

LA HABANA, 3 oct 2018 (IPS) – Al cumplirse la mitad del tiempo previsto para la consulta popular del proyecto de una nueva Constitución en Cuba, los análisis comienzan a abordar los temas más profundos del texto, que incluye por primera vez el término de derechos humanos y define al país como “Estado socialista de derecho”.

Además de las 135.000 reuniones en barrios y centros laborales, organizadas por las autoridades desde el 13 de agosto hasta el 15 de noviembre, otras voces ciudadanas realizan aportes hasta con aplicaciones móviles, que facilitan la lectura comparativa del documento con la ley fundamental de 1976, a la que va a reemplazar.

Activistas, especialistas, organizaciones no gubernamentales y sectores religiosos y privados, entre otros, intentan revisar cuestiones más allá del artículo 68, que persigue allanar el camino al matrimonio entre personas del mismo sexo y hasta ahora ha acapardo la atención sobre la reforma constitucional.

“La regulación de nuevos derechos es muy importante, también que (los derechos) se van a interpretar según los instrumentos internacionales sobre derechos humanos y que van a pasar al ordenamiento jurídico cubano los tratados internacionales que Cuba ha ratificado”, dijo el jurista Julio Antonio Fernández, en un panel sobre el tema.

Bajo polémica internacional en su aplicación, usada tanto como elemento de ataque o defensa en la arena global y marcada por la Guerra Fría de la segunda mitad del siglo XX, los derechos humanos son aquellos innatos y destinados a reguardar el valor universal de la vida digna.

En el caso específico cubano, la cuestión ha estado atravesada por el conflicto con Estados Unidos, incluso luego del deshielo de 2014, ahora parcialmente eliminado por la administración de Donald Trump.

Junto a sus colegas Eloy Viera y Raudiel Peña, Fernández compartió sus opiniones especializadas, el 27 de septiembre, durante la presentación en el habanero y católico Centro Cultural Padre Félix Varela de una aplicación móvil, realizada por el sitio web autónomo El Toque y operativa desde esta primera semana de octubre.

El abogado también calificó de “importantísimo que se diga por primera vez que Cuba es un Estado socialista de derecho y se hable de supremacía constitucional”, aunque lamentó que el proyecto no incluya mecanismos de defensa del cumplimiento de la ley fundamental, como un tribunal constitucional, entre otras muchas críticas.

Titulada “La Cuba que viene…”, la aplicación fue creada sobre la base de que en este país de 11,2 millones de habitantes, 48 por ciento de la población tiene menos de 42 años. Esa franja, que nació con la Constitución actual, nunca ha vivido un proceso de esta magnitud, que culminará con un referendo en febrero de 2019.

Los debates populares colocan en el escenario público cuestiones de derechos, algo que resulta inusual en Cuba y está precedido por décadas de tabúes y prejuicios sobre el término universal de derechos humanos.

Un equipo médico delibera en la sala de cuidados intensivos coronarios del Hospital Dr. Gustavo Aldereguía Lima, en la provincia de Cienfuegos, en Cuba. El derecho universal a la salud y otros derechos colectivos se han privilegiado hasta ahora en este país de régimen socialista, sobre aquellos considerados individuales. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Algo que comenzó a cambiar desde que Cuba pasó a integrar desde su fundación en 2006 el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas.

El gobierno de La Habana ratificó 44 de los 61 instrumentos internacionales en materia de derechos humanos,  según indica el informe presentado por las autoridades cubanas en mayo al Examen Periódico Universal del CDH. Ese bloque  integraría la legislación local si se aprueba la nueva Constitución.

“La segunda Constitución revolucionaria marcará formalmente un proceso de profundos y constantes cambios, y digo formalmente porque desde 2008 se vienen dando transformaciones importantes”, dijo a IPS el sociólogo Fernando Romeu.

El también activista contra la discriminación racial remarcó que el proyecto incorpora cambios en materia de derechos ocurridos durante la reforma del gobierno de Raúl Castro (2008-abril 2018) y que el actual presidente, Miguel Díaz-Canel, se ha comprometido a continuar.

Romeu puso como ejemplo los avances logrados en la última década en materia de propiedad, emigración, emprendimientos privados, acceso a la tierra y participación ciudadana.

También resaltó otros derechos incluidos ahora en el proyecto como la regulación del Habeas Corpus y la posibilidad de los ciudadanos de demandar a instituciones públicas.

El activista opinó además que la incorporación del término derechos humanos responde a esa tendencia. «Ahora los centros hegemónicos (del sistema capitalista) le harán creer a la opinión pública que por primera en Cuba se comenzarán a respetar los derechos humanos”, lamentó.

Con artículos sobre el tema, Mylai Burgos, abogada e investigadora cubana residente en México, indicó a IPS que “las personas tenemos derechos humanos, pero si no podemos acudir a alguna instancia a exigir su cumplimiento o el cese de su violación no tiene ningún sentido”.

Trabajadores desfilan tras una gran pancarta con la palabra Socialismo, en la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana. El texto del proyecto de la nueva Constitución de Cuba propone que el país se defina como “un Estado socialista de derecho”, lo que suma a los derechos humanos como parte del socialismo interno. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

A nivel internacional, subrayó desde la capital mexicana, “además de su reconocimiento lo más relevante que hoy se regula es el proceso de garantías jurisdiccional. Este apenas se enuncia en el proyecto y, en mi criterio, ya debería definirse en la Constitución”.

En los debates en los barrios y entre especialistas a los que ha asistido IPS, además de en las redes sociales en Internet y en informaciones periodísticas,  la propuesta de incluir un tribunal constitucional se reitera como necesario, por voces de todos los signos políticos y como mecanismo para que se cumpla la Constitución.

Una sección de la no gubernamental Unión Nacional de Juristas de Cuba organiza en La Habana debates para que activistas y especialistas revisen el título dedicado a los “Derechos, deberes y garantías” desde su experiencia en contra de la discriminación de género, identidad de género, capacidades especiales, raza o creencias.

IPS fue testigo de uno de ellos, realizado en la sede de esa entidad, el 25 de septiembre, donde, entre otros temas, un jurista recalcó el problema que significa para la supremacía constitucional y garantías de derechos las más de 60 remisiones a leyes secundarias, de las cuales muchas aún no se han elaborado.

“Esto significa que los derechos pueden regularse por normas de menor jerarquía”, explicó a IPS el abogado cubano Michel Fernández, que reside en Estados Unidos.

A su juicio, “el tema de los derechos humanos ha sido de los más conflictivos en el escenario político cubano”, aunque destacó que esa realidad comenzó a cambiar, al menos en el plano internacional, con la entrada de Cuba al CDH.

Fernández remarcó que el país firmó en 2008 el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, ambos en vigor desde 1976 y que son considerados los principales en la materia.

Como otros países socialistas, Cuba da prevalencia a los derechos colectivos y las garantías a sus ciudadanos sobre todo de acceso universal y gratuito a los servicios de salud y educación, mientras suele recibir críticas por asuntos relacionados con los derechos individuales y políticos.

“La mayor falta en el proyecto constitucional es el tema de la diversidad de opiniones… no se trata cómo garantizar la expresión y organización de opiniones políticas diferentes”, indicó Fernández, sobre un proyecto que mantiene al socialismo como sistema irrevocable y al Partido Comunista de Cuba (PCC) como el único legal.

La cuestión humanitaria constituye un eje de conflicto entre el PCC y los grupos opositores, que operan en la ilegalidad y las autoridades cubanas consideras que son financiados por Washington, aunque también lo han abordado otros grupos que se declaran críticos del gobierno, pero no disidentes.

Justo en ese segmento se encuentran las críticas más duras al proyecto. “La nueva Constitución, al igual que la anterior, no han sido elaboradas por representantes del pueblo cubano elegidos en elecciones libres, plurales y democráticas”, dijo a IPS el bloguero y opositor Orlando Luis Pardo Lazo.

Edición: Estrella Gutiérrez

ABC, Diciembre 2010

Los pasajeros esperan en el aeropuerto de Miami para volar a Cuba – AP

Los 10 twitteros cubanos de referencia

Voces cubanas, denuncia y disidencia en internet

Noelia SASTRE

MADRID  27/12/2010

NOTICIAS RELACIONADAS

La bloguera más famosa de Cuba es también muy activa en Twitter. Yoani Sánchez, licenciada en Filología, residente en La Habana, apasionada de la informática, autora del blog Generación Y y colaboradora del portal de periodismo ciudadano desdecuba.com tiene casi 92.000 seguidores en Twitter, con mensajes como “Raul Castro dice que esta es Revolución de jóvenes, pero en esas edades es donde veo mayor inconformidad y deseos de cambio”, o “en 2011 tenemos que consolidar la voz ciudadana. No esperemos que nos den permiso para hablar, tomemos la palabra”.

Claudia Cadelo es una de las ciberdisidentes más conocidas de la isla. Su blog, Octavo Cerco, recibió el premio Una Isla Virtual en su primera edición como el mejor y el más popular. Las fotos son fantásticas. Y las reflexiones, muy interesantes. En Twitter también triunfa.

Licenciado en bioquímica, Orlando Luis Pardo Lazo es escritor, fotógrafo, editor y miembro de la web Voces Cubanas, como muchos de estos twitteros. OLPL escribe tweets ácidos: “Qué alegría, qué ganas de llorar: estar vivo en Cuba temblando sobre la línea amarilla ignorada por estudiantes y guaguas ¿se enteran? Vivo!”. Y un blog, Lunes de Post-Revolución, con textos tejidos sobre una bandera cubana.

Cruzar las alambradas, blog hecho desde Holguín, es la criatura de Luis Felipe Rojas, detenido este verano tras elaborar un “informe del horror” en Cuba en el que denunciaba 128 detenciones arbitrarias y 49 palizas, entre otras violaciones de derechos humanos en las provincias orientales de la isla. En su Twitter escribe: “Qué triste escuchar discursos de rectificacion por un lado y turbas amaestradas golpeando y vociferando contra personas indefensas por otro”.

Dagoberto Valdés es un intelectual católico nacido en Pinar del Río en 1955, fundador de Vitral y Convivencia. La liberación de presos políticos es su principal batalla en Twitter.

Otros cinco twitteros cubanos de referencia son Eugenio Leal, una voz de Cienfuegos. Guillermo Fariñas (cuyo Twitter lo escribe su portavoz, Liceo Zamora) también utiliza su blog para contestar al régimen de los Castro con la palabra desde internet. Jorge Luis García Pérez, alias “Antúnez”. Reinaldo Escobar, esposo de Yoani Sánchez cuyo blog, Desde aquí, “es un empeño personal que nace de la necesidad de escribir sobre aquellos temas que me rondan la cabeza cada día, pero que no encuentran un espacio en los medios oficiales cubanos”. Por último Ciro Díaz, “El Ciro”, un músico con dos blogs, El auditorio imbécil, donde comparte su música y pide DVD vírgenes a quienes vayan a Cuba. Y La vida de los otros, un ejercicio de denuncia y disidencia. El Ciro está empezando en Twitter con buen pie.VER LOS COMENTARIOS

TEMAS

Infobae, Abril 2019

INFOBAE

“Un cambio dramático”, “Un antes y un después”: reacciones de los cubanos exiliados al discurso de John Bolton en Miami

17 de Abril de 2019infobae-image

En el hotel Biltmore de Coral Gables, donde anunció el endurecimiento de la política de Donald Trump hacia Cuba, el asesor de seguridad nacional John Bolton fue vivado tres veces durante su discurso ante la Asociación de Veteranos de la Brigada 2506: la primera al confirmar más sanciones económicas contra La Habana, que desde el día anterior se esperaban; la segunda al prometer la limitación de los viajes, que volverán a ser sólo familiares; la tercera, al revelar que las remesas a la isla se limitarán a USD 1.000 por trimestre.John Bolton habló en el Hotel Biltmore, ante veteranos de la Brigada 2506. (Infobae)John Bolton habló en el Hotel Biltmore, ante veteranos de la Brigada 2506. (Infobae)

La atención de los ex combatientes —hombres mayores que hace 58 años desembarcaron en Bahía de Cochinos y fueron derrotados por las fuerzas de Fidel Castro, por lo que todavía hablan de la traición de John F. Kennedy— se centró en lo que ven como una reivindicación: el revés de puntos claves de las medidas que tomó Barack Obama, poco antes de dejar la Casa Blanca, que permitieron un deshielo histórico.

Los anuncios de Bolton entusiasmaron a quienes se niegan a pisar su país mientras continúe el proceso que inició la revolución de 1959 —muchos mueren sin volver— y por eso deploraron el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba. Al considerar que cualquier ingreso de divisas beneficia a las autoridades, cuentan los viajes culturales o los envíos de dinero como financiación a La Habana.

Al pie de las escalares del salón del Biltmore —un sitio histórico de la ciudad de Miami, desarrollado por George Merrick, donde el atleta Johnny Weismueller enseñó a nadar y se atendieron a los heridos en la Segunda Guerra Mundial cuando se transformó en hospital— el congresista republicano Mario Díaz-Balart opinó que el actual gobierno ha decidido “ponerse de parte de los pueblos que sufren estas tiranías, y no de las tiranías, que era la actitud de la administración anterior”, en alusión a Obama.El congresista Mario Díaz-Balart, republicano, defensor de las medidas de la Casa Blanca.El congresista Mario Díaz-Balart, republicano, defensor de las medidas de la Casa Blanca.

“Y no solo con palabras, sino con hechos concretos: hemos visto un incremento diario de presión y de sanciones. Es un cambio dramático y sumamente positivo”, observó el político, quien fuera sobrino de Fidel Castro por el primer matrimonio de su tía, Mirta Díaz-Balart.

Agregó: “Se está viendo en Venezuela, por el valiente pueblo venezolano pero también por el apoyo también de la administración Trump, la situación está cambiando. Estoy convencido de que la dictadura de Maduro es insostenible. Y la presión se está incrementando también en Nicaragua”. En su discurso Bolton habló de “la troika de la tiranía”, y como Díaz-Balart, otros políticos asistentes al discurso de Bolton hicieron referencia a Venezuela y Nicaragua.

Díaz-Balart anticipó que los anuncios son “un paso enorme, pero un paso más” en la política exterior para el continente; Bolton detalló, al respecto, que “la Doctrina Monroe goza de buena salud”. El congresista recordó que Trump advirtió que “todas las opciones están sobre la mesa”. Enfatizó: “Esto no es jarabe de pico: esta administración entiende que esto es un cáncer para la seguridad nacional de los Estados Unidos”.Francis Suárez, el alcalde de Miami, con Infobae: Trump hizo algo que “no hemos visto en diferentes presidentes durante décadas”.Francis Suárez, el alcalde de Miami, con Infobae: Trump hizo algo que “no hemos visto en diferentes presidentes durante décadas”.

Francis Suárez, alcalde de Miami, habló del impacto que la reducción de los envíos de dinero puede tener en Cuba y entre su electorado: “Creo que las limitaciones permiten ayudar a las familias con lo necesario para sostenerse, y en cambio no permiten financiar la economía de Cuba”, sintetizó.

“Este fue el equilibrio buscado: queremos ayudar, obviamente, a las personas, y darles a los estadounidenses la capacidad de apoyar a las familias en nuestros países. Pero cuando esos fondos son excesivos financian no solamente la tiranía en Cuba, sino también en Venezuela y Nicaragua”.

Destacó que Trump “fue muy claro en cuanto a la política para este hemisferio, como ningún otro presidente ha sido”. Citó, por ejemplo, que los Estados Unidos lideraron la coalición de 50 naciones que reconoció a Juan Guaidó, líder de la Asamblea Legislativa, como presidente de Venezuela. “Eso es algo significativo, que demuestra coraje, y no hemos visto en diferentes presidentes durante décadas”.Tomas Regalado, ex alcalde de Miami: “Las medidas son un antes y un después”, definió.Tomas Regalado, ex alcalde de Miami: “Las medidas son un antes y un después”, definió.

Tomás Regalado, director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), destacó que “se están poniendo en práctica el Título III y el Título IV [de la ley Helms-Burton, que refuerza la presión económica] porque hay voluntad política”. Eso es necesario “para enfrentar a Europa, a Canadá, para rectificar una anomalía, algo que nunca debería haber ocurrido: el robo de las propiedades a ciudadanos norteamericanos o cubanos por un régimen que, simplemente, no respetó la ley de propiedad”.

Estas medidas representan “un antes y un después en el manejo de la política exterior”, agregó. “Creo que son las medidas más fuertes que haya tomado un presidente en 40 años”, valoró quien también fue alcalde en Miami, antes de Suárez: en efecto, desde que la ley Helms-Burton se aprobó, en 1996, ningún mandatario —ni siquiera George W. Bush, que endureció la relación con Cuba en 2004— implementó el Título III.

“Creo que está mandando un mensaje muy claro al mundo occidental: traficar con propiedades robadas, negociar con Cuba, que es un país forajido, es un mal negocio. Eso va a tener un efecto dominó”, vaticinó Regalado.María Elvira SalazarMaría Elvira Salazar

María Elvira Salazar, ex candidata del Partido Republicano, recordó que estaba en Washington DC, como periodista, cuando el Título III de la ley se negoció en 1996, durante la presidencia de Bill Clinton, como un texto a aprobar pero no a aplicar: “Fue una excusa para acallar al exilio”.

El discurso de Bolton marcó “un día bien histórico”, opinó. “Esto sólo puede empujar al régimen castrista hasta un punto donde tendrá que abrir. Ya son muchos años. Ellos están en el negocio del poder y no le quieren dar un pedazo a nadie.  Pero se va a cumplir la promesa que hizo el gobierno norteamericano: que iba a ayudar al pueblo cubano a tener democracia en el país”.Gorki Águila, músico cubano, frontman de Porno Para Ricardo, una banda punk en constantes problemas con el gobierno de Cuba por sus opiniones.Gorki Águila, músico cubano, frontman de Porno Para Ricardo, una banda punk en constantes problemas con el gobierno de Cuba por sus opiniones.

Probablemente el único con piercing en toda la reunión, el músico Gorki Águila, frontman de la banda punk cubana Porno Para Ricardo, observó que la posibilidad de litigar contra quienes operen negocios con propiedades expropiadas a estadounidenses en la isla afectará a la Unión Europea: “Le molesta que le quiten los negocios, porque no les importa la libertad de Cuba ni nada”.

También valoró como importante la restricción a las remesas y los viajes, a pesar de su costo potencial para los cubanos: “La libertad tiene un precio. El camino va a ser de sacrificio. Tenemos que ver esto como una buena medida porque es algo concreto, no un discurso sobre el Título III, que nunca se debió de dejar de implementar”.

Recién llegado de La Habana a Miami, el músico explicó que “los cubanos ya saben bastante de la situación de Venezuela, porque es algo imposible de tapar”. Por el uso de celulares, “se empieza a ver el atropello y la barbarie”, agregó: “Una de las cosas que puede estar pasando —digamos que buena, si algo de bueno se le puede buscar— es que Venezuela es un faro que está iluminando al mundo para mostrar a qué nivel puede llegar un sistema como ese: matar al pueblo en la calle, y también matarlo de hambre. Hasta la gente de izquierda está comprendiendo que ese no es el camino”.Raymond Molina, veterano de la Brigada 2506, celebró al presidente Donald Trump.Raymond Molina, veterano de la Brigada 2506, celebró al presidente Donald Trump.

Uno de los miembros de la Asociación de Veteranos de la Brigada 2506, Raymond Molina, quien en el pasado tuvo una breve carrera política, se manifestó a favor de Trump: “Tenemos un nuevo presidente que tine una visión muy distinta a la de los presidentes anteriores. Su objetivo es acabar con el socialismo en América Latina, que lo único que ha traído es miseria”.

Estimó que, si las nuevas medidas, que también afectan a Venezuela y Nicaragua, tienen impacto, “Cuba no va a recibir más petróleo: habrá una Habana apagada y sin tránsito”. Celebró el corte de las remesas, “aunque creo que USD 1.000 trimestrales es demasiado”. En tiempos de Bush, recordó, eran USD 300 por trimestre). “Estamos cortando por todos lados”, cerró en primera persona del plural. “La idea de sacar el gobierno que ha tiranizado a la república de Cuba”.Rolando Nápoles, periodista de Canal 41 AméricaTeve y analista político cubano.Rolando Nápoles, periodista de Canal 41 AméricaTeve y analista político cubano.

Rolando Nápoles, periodista cubano-americano, analizó que “se abre un capítulo interesante” si a partir del 2 de mayo —como se estima— se permite “demandar a empresas que en este momento operan en propiedades expropiadas en Cuba”. Subrayó que en estas demandas —para las cuales hay registradas “más de 5.900 personas que habrían establecido, en la Comisión de Demandas Extranjeras en Estados Unidos, un posible reclamo”— no afectan los hogares de los cubanos: “No entran las casas de las personas,  entran las propiedades industriales”.

También disgintuió que la restricción de remesas no apunta “al exiliado de a pie, que cada mes manda USD 100, sino a las mulas que trafican dinero a Cuba”. La política de Trump, sopesó, “es la más dura, que enfrenta con mayor fuerza al régimen cubano” en los últimos años.Orlando Luis Pardo, autor de “Espantado de todo me refugio en Trump”, habló del discurso de John Bolton.Orlando Luis Pardo, autor de “Espantado de todo me refugio en Trump”, habló del discurso de John Bolton.

El periodista y escritor Orlando Luis Pardo Lazo consideró que se anunció “una medida osada, que no estaba en los planes de los más eruditos cubanólogos” y que sucede “en un escenario complejo: puede tener consecuencias difíciles”. No obstante, estimó, “todo lo que cambie el escenario y traiga nuevos actores —por ejemplo, las compañías extranjeras que puedan verse afectadas—, más allá del resultado, es una manera de provocar una reacción de algún tipo de La Habana. Como reacciona siempre: bajo presión”.

Si se la lleva a cabo “con efectividad, sin que sufran los que siempre sufren, que son los más pobres, sino las empresas”, la aplicación del Título III y el Título IV de la Ley Helms-Burton podría permitir “que se llegara a un pacto, porque no se trata de una guerra”. Pero “es necesario que el castrismo reconozca los derechos económicos y civiles del pueblo cubano, un escenario que, por cierto, no desea”.