Se acabó la represión

Llegó la democracia y mandó a parar

Orlando Luis Pardo Lazo

Hasta casi ayer mismo, la mayoría de los músicos cubanos de éxito internacional hacían un silencio humillante ante la coacción de la dictadura castrista, que los amenazaba con no dejarlos tocar más en Cuba si se atrevían a criticar el sistema socialista. Incluso eran chantajeados con no dejarlos entrar y salir libremente de su propio país, ni a ellos ni a sus seres queridos. Ese es el lenguaje con que los tiranos tratan a sus siervos, sean o no fieles a ellos.

Hoy esa realidad ha cambiado radicalmente. Cada día, para más y más artistas cubanos que residen dentro y fuera de la Isla, el régimen corporativo-militar de La Habana es sólo eso: una corporación militar sin ningún tipo de legitimidad moral ni mucho menos material. La casta en el poder representa la pura inercia disciplinaria, sin ningún otro proyecto de país que no sea la continuidad de la represión, así como el secuestro de los derechos fundamentales y hasta de la propia soberanía de la nación, que desde 1959 en Cuba no reside en los ciudadanos sino en el Estado totalitario.

Esta canción es un himno de alegría y lágrimas, una esperanza de que el futuro de Cuba no sea tan fósil como su pasado de fidelidad fascistoide y de guerra de todo el pueblo en contra de un enemigo que, a la postre, resultó ser el propio pueblo cubano.

Esta es la canción que los cubanos libres esperamos se entone el 20 de Mayo de 2021 en la Casa Blanca y, más temprano que tarde, también la cantaremos en un coro de millones en una rebautizada Plaza Cívica de La Habana.

¡Así sea!



“Patria y Vida”

Maykel Osorbo, El Funky, Yotuel, Descember Bueno,Randy Malcom y Alexander Delgado.

Y eres tú mi canto de sirena

Porque con tu voz se van mis penas

Y este sentimiento ya está añejo

Tú me dueles tanto aunque estés lejos

Hoy yo te invito a caminar por mis solares

Pa’ demostrarte de qué sirven tus ideales

Somos humanos aunque no pensemos iguales

No nos tratemos ni dañemos como animales

Esta es mi forma de decírtelo

Llora mi pueblo y siento yo su voz

Tú cinco nueve; yo doble dos

Sesenta años trancado el dominó

Bombo y platillo a los quinientos de La Habana

Mientras en casa en las cazuelas ya no tienen jama

Qué celebramos, si la gente anda deprisa

Cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa

Todo ha cambiado, ya no es lo mismo

Entre tú y yo hay un abismo

Publicidad de un paraíso en Varadero

Mientras las madres lloran por sus hijos que se fueron

Se acabó, tú, cinco nueve; yo, doble dos

Ya se acabó: sesenta años trancado el dominó, mira

Se acabó: tú, cinco nueve; yo, doble dos

Ya se acabó, sesenta años trancando el dominó

Somos artistas, somos sensibilidad

La historia verdadera, no la mal contada

Somos la dignidad de un pueblo entero pisoteada

A punta de pistola y de palabras que aún son nada

No más mentiras, mi pueblo pide libertad, no más doctrinas

Ya no gritemos “Patria o Muerte” sino “Patria y Vida”

Y empezar a construir lo que soñamos, 

Lo que destruyeron con sus manos

Que no siga corriendo la sangre, por querer pensar diferente

Quién le dijo que Cuba es de ustedes, 

Si mi Cuba es de toda mi gente

Se acabó, ya se venció tu tiempo, se rompió el silencio

Ya se acabó, ya se acabó la risa y el llanto ya está corriendo

Se acabó, y no tenemos miedo, se acabó el engaño

Ya se acabó, son sesenta y dos haciendo daño

Allí vivimos con la incertidumbre del pasado, plantado

Quince amigos puestos, listos pa´ morirnos

Izamos la bandera, todavía la represión del régimen al día

Anamely Ramos, firme con su poesía

Omara Ruiz Urquiola dándonos aliento de vida

Rompieron nuestra puerta, violaron nuestro templo

Y el mundo está consciente de que el Movimiento San Isidro continúa puesto

Seguimos en las mismas, la Seguridad metiendo prisma

Esas cosas a mí cómo me indignan, se acabó el enigma

Ya esa tu revolución maligna, soy funky style: aquí tienes mi firma

Ya ustedes están sobrando, ya no le queda nada, ya se van bajando

El pueblo se cansó de estar aguantando, 

un nuevo amanecer estamos esperando

Se acabó: tú, cinco nueve; yo, doble dos

Ya se acabó, sesenta años trancado el dominó, mira

Se acabó: tú, cinco nueve; yo, doble dos

Ya se acabó, sesenta años trancando el dominó

PATRIA Y VIDA

PATRIA Y VIDA

PATRIA Y VIDA

PATRIA Y VIDA

SESENTA AÑOS TRANCADO EL DOMINÓ

Leave a Reply